Barcelona planea construir 24.000 nuevas viviendas sociales en 10 años

Torre Agbar

La nueva planificación estatal y autonómica de vivienda ha obligado al Ayuntamiento de Barcelona a modificar sus planes. Y lo ha hecho ampliando el plazo de finalización, de 2011 a 2016. En las próximas dos legislaturas el Consistorio prevé que en la ciudad se promuevan 28.500 pisos de protección oficial, de los cuales 4.500 saldrán de las reformas de barrios. Pero, además, el Ayuntamiento se propone proporcionar más de 100.000 ayudas para el alquiler y 120.000 para rehabilitaciones.

Este plan recoge las subvenciones que dan el Gobierno central y la Generalitat. El Consistorio requerirá 4.000 millones de euros para cumplir estos objetivos, para lo que cuenta con la asistencia de otras administraciones, por ejemplo, la renta básica de emancipación y las ayudas a la rehabilitación y al alquiler del Ejecutivo catalán. “La construcción de viviendas es sólo una parte del plan, que es el más integral y transversal que hemos tenido”, sostuvo el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu.

El nuevo plan de vivienda incluirá la creación de programas sociales para los colectivos que tienen más dificultades para acceder a un piso. De acuerdo con el Consejo de Vivienda, habrá planes específicos para personas en riesgo de exclusión social, mujeres víctimas de la violencia machista, gente con discapacidades, jóvenes y ancianos. El delegado municipal de Vivienda, Antoni Sorolla, recordó que en los últimos tiempos se han producido cerca de 25.000 compraventas y 23.000 contratos de alquiler anuales en la capital catalana, aunque prevé que las transacciones desciendan por la crisis financiera e inmobiliaria.

De hecho, los precios de la vivienda usada en Barcelona siguen descendiendo. En el cuarto trimestre lo han hecho el 5%, el mayor experimentado en tres meses en la capital catalana. Pero además, descienden en todos los barrios por primera vez, según Comprarcasa, la red inmobiliaria de los agentes de la propiedad inmobiliaria (API) de Barcelona. Si se compara con diciembre del año pasado, el valor de la vivienda ha bajado el 11%. Si se añade la inflación, han caído alrededor del 13,5%. Y eso son precios de salida, es decir, que todavía se puede negociar con los agentes de la propiedad o los dueños del piso y obtener una rebaja mayor.

“El año termina y hemos tocado suelo. Pero lo hemos hecho en un mercado que no existe”. Así, gráficamente, se expresa el presidente de los API, Joan Ollé, que recuerda que hace apenas dos años, en plena euforia inmobiliaria, lo vendían prácticamente todo. “Las ventas han caído el 80% desde entonces. Pero parece que ahora nos mantenemos en ese nivel, que se traduce en no vender mucho, claro”, sostiene Ollé. Además, en el camino se han quedado el 50% de las empresas de intermediación. Algunas presentaron concursos, otras se fueron de España y otro grupo está cerrando tiendas.

Los precios han caído en el último año en todos los distritos de Barcelona. Los que más han acusado el descenso son Ciutat Vella (-18%) y la parte derecha del Eixample (-16%). En ambos casos los precios se sitúan por debajo de los 4.500 euros el metro cuadrado, algo insólito en los años de bonanza. Pero todavía hay precios mejores. En Nou Barris, Sant Andreu y Horta-Guinardó el metro cuadrado ya vale menos de 4.000 euros.

Fuente: Elpais.es   19.12.2008

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: